Un cuento para el otoño

¡Buenos días! Esta semana cambiamos el orden de los post y comenzamos con una breve historia sobre el otoño.

¡Feliz lunes de cuento!

 

El otoño llega por fin

hada_otoño

El hada del otoño dormía plácidamente en su cueva. Cuando terminaba su estación, se retiraba allí a pasar el invierno, la primavera y el verano, refugiándose del frío y del calor. La cueva estaba muy alejada. Así, podía descansar tranquila durante meses sin que nada ni nadie la molestara. Pero aquella mañana, al hada le pareció oír un ruido entre sueños y se despertó.

Toc, toc, toc. Alguien estaba llamando a la puerta.

El hada se incorporó. Nadie sabía dónde estaba su cueva. Sólo sus mejores amigos. Algo había pasado, estaba segura. Por eso, corrió a ver quién era.

Al otro lado de la puerta estaban sus amigas, las ardillas Tina y Toni.

ardilla_otoño

– ¡Buenos días! exclamó el hada con alegría. Pasad, por favor.

-¡Nos alegra mucho ver que estás bien!, respondió Tina, nos tenías preocupadas. Pero no podemos entrar a tu cueva, no hay tiempo que perder.

-¿Preocupadas?…¿por qué estábais preocupadas? ¿Qué es lo que ha pasado?

-Hace ya tiempo que el otoño debería haber comenzado, amiga, le explicó Toni. Creíamos que te había pasado algo, aunque ahora vemos que simplemente te habías quedado dormida, dijo mientras le guiñaba un ojo.

El hada se sonrojó. No podía creerlo. Cogió su varita para consultar el calendario y no había ninguna duda. Era tiempo de otoño, pero hacía calor de verano. Terminó tan cansada su trabajo el año anterior que se quedó dormida y no se había despertado a tiempo para hacer que el otoño volviera otra vez.

Así que no se lo pensó dos veces. Se despidió de sus amigos y comenzó a volar lanzando encantamientos aquí y allá. Y entonces, de repente, los frutos del otoño  comenzaron a  madurar. Granadas, castañas, membrillos, calabazas y ¡nueces! ¡Qué agradable sorpresa esperaba a las ardillas al llegar a casa! El gran nogal que había en el centro del bosque estaba por fin repleto de nueces deliciosas.

hojas_otoño

El hada hizo también soplar el viento que balanceaba las hojas de los árboles. Pronto, todo estuvo cubierto por un manto de tonos ocres, marrones y amarillos.

Con su varita, consiguió que el cielo se llenara de nubes, que trajeron la lluvia que tanto esperaban los agricultores para regar los campos.

También hizo el hada los días más cortos para que el sol descansara y la luna luciera en todo su esplendor. Pues ya lo dice el refrán: ‘La luna de octubre, siete lunas cubre; y si llueve, nueve’.

Salieron setas en el bosque y cada vez iba haciendo más frío.

El hada se cubrió con su capa y desde lo alto, admiró el bello paisaje, fruto de su trabajo. Había terminado su labor. Estaba cansada y necesitaba dormir. Mientras volaba hacia su cueva vio a Tina y a Toni comiendo nueces.  Muy cerca, unos niños se divertían felices lanzando hojas secas hacia arriba para verlas caer de nuevo. Otros jugaban a saltar en los charcos de agua y barro que había dejado la lluvia. Una familia buscaba setas. Los pájaros se preparaban para volar muy lejos hasta llegar a un lugar más cálido…

niño_saltando_charco

Sí, aquello era el otoño. Nada más llegar a casa, el hada se acostó satisfecha. Pero antes de dormirse lanzó al aire un último encantamiento para que la despertara a tiempo cuando fuera el momento de que el otoño llegara de nuevo.

FIN

¡Esperamos que os haya gustado! No olvidéis que podéis dejarnos vuestras opiniones y sugerencias en los comentarios. Y recordad suscribiros al blog para no perderos las novedades. ¡Nos vemos en las redes sociales!

NOTA: Imágenes de Pixabay

Saray

Soy una mamá a tiempo completo que intenta emprender a través de este blog y un canal de Youtube. Estudié Periodismo, trabajé en prensa, radio, televisión y seguimiento de medios. Pero mi verdadera pasión es escribir. Ahora intento compatibilizarla con lo más importante y valioso para mí, la educación de mis hijas.

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. asun dice:

    Una historia preciosa.

  2. Pilar dice:

    Maravilloso!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies