Lunes de cuento: Pide un deseo

¡Buenos días y feliz lunes de cuento! Hoy comenzamos la semana conmemorando el Día Universal de la Infancia, en el que se reivindican los derechos de los más pequeños. Por eso, el cuento de hoy está dedicado a ellos.

Pide un deseo

Vega se despertó en medio de la noche. Se encontraba mal, así que llamó a su papá y su mamá. Sabía que siempre que los necesitaba, estaban a su lado.

Enseguida llegaron los dos a su habitación. La pequeña tenía las mejillas muy rojas y sus ojos brillaban más de lo habitual. Su madre colocó su mano sobre la frente de la niña.

-¡Pero si estás ardiendo! Cariño, tienes fiebre. Hay que ponerte el termómetro para comprobar la temperatura.

-¡No, mamá! ¡No me gusta el termómetro! ¡Y no quiero jarabe!, añadió temiendo lo que iba a ocurrir después.padre_hija

Mientras su madre fue a buscar la medicina, su padre se sentó en la cama junto a ella y la abrazó. Le hizo saber que la entendía. Él mismo había comprobado que el sabor del jarabe no era demasiado agradable. Sin embargo, era necesario:

-Vega, sabes que cuando te lo tomes comenzarás a encontrarte mejor. ¿Qué te parece si hacemos una cosa? Dime, ¿cuál es tu comida favorita?

-La tarta de chocolate…

-Pues ahora cierra los ojos y piensa con todas tus fuerzas que el jarabe sabe a tarta de chocolate. ¿Quieres intentarlo?

-Vale, papá, respondió la niña convencida. Cerró los ojos y tomó una cucharada.

-¿Qué tal?, preguntó intrigado el padre.

-No sabe a tarta de chocolate, pero tampoco está tan malo como yo recordaba…

Los tres sonrieron.manos_madre_bebe

Aunque era de madrugada, Vega no tenía sueño. Se había desvelado por completo. Así que le pidió a su mamá que se quedara con ella hasta que se durmiera. La niña estaba muy a gusto a su lado y comenzó a hacerle preguntas.

-¿Mañana iré al cole, mamá?

– Estás enferma, cariño, no puedes ir al colegio así…

La pequeña se quedó pensativa. Para ella, la escuela era un sitio divertido, donde podía jugar con sus amigos y cada día aprendía cosas nuevas con su profesora, a la que adoraba.

-Iremos a ver a la doctora Lola, añadió la madre.

-¿Y me dará pegatinas? ¡O un globo!

-Seguro que sí, dijo su mamá, contenta al ver que Vega se iba animando. Además, con las medicinas que te mande, te pondrás bien muy pronto y podrás volver al colegio y a jugar de nuevo.

-¿Y por qué no jugamos ahora al juego de las estrellas, mami?

Aunque estaba muy cansada, la madre no pudo negarse. Sabía que aquel era el juego preferido de su hija y que la ayudaría a relajarse y dormirse. La niña estaba entusiasmada, buscando las constelaciones en el cielo y deseando descubrir la de Lyra, donde hay una estrella que lleva su nombre. En ese momento, su mamá o su papá siempre le contaban por qué ella se llamaba así. Y a Vega aquella historia le hacía sentirse muy especial.firmamento

Con el juego, Vega estaba cada vez más relajada. La invadía una sensación de felicidad, se sentía protegía. Y, aunque había oído hablar muchas veces a sus padres sobre ello, le costaba entender que la vida de muchos niños fuera tan diferente que muchas veces estuvieran en peligro, que no tuvieran suficiente comida o que ni siquiera pudiera verlos el médico cuando estuvieran enfermos.

Estaba sumida en sus pensamientos cuando vio pasar una estrella fugaz.

-¡Mira, mami! ¡Mira!, gritó incorporándose en la cama y señalando al firmamento.

-¡Pide un deseo, rápido!, la animó su madre.

Vega cerró los ojos y deseó que todos los niños del mundo fueran tan felices como lo era ella. Pidió que tuvieran una familia que los cuidara y protegiera, medicamentos para curarse y escuelas o maestros para aprender con ellos.

Y se durmió pensando en su deseo.

Ojalá algún día sea realidad su sueño.

FIN

¡Esperamos que os haya gustado! No olvidéis dejarnos vuestras opiniones y sugerencias en los comentarios. Y recordad suscribiros al blog para no perderos las novedades. ¡Nos vemos en las redes sociales!

Imágenes de Pixabay

 

 

Saray

Soy una mamá a tiempo completo que intenta emprender a través de este blog y un canal de Youtube. Estudié Periodismo, trabajé en prensa, radio, televisión y seguimiento de medios. Pero mi verdadera pasión es escribir. Ahora intento compatibilizarla con lo más importante y valioso para mí, la educación de mis hijas.

También te podría gustar...

2 Respuestas

Deja un comentario

Responsable » Saray Crespo Bello.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de conuntoquepersonal.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies